Con el objetivo de reducir los riesgos asociados al fraude, el Banco Central implementará un cambio importante a partir del 1 de diciembre. En lugar de la carga de saldo de débito inmediato, se introducirán las Transferencias Inmediatas Pull, un proceso que requerirá autorización previa para acreditar fondos en la cuenta de los usuarios de las billeteras virtuales

Según el BCRA, el propósito de este cambio, consensuado con todos los actores con participación en el sistema de pagos del país, es optimizar las operaciones y mejorar la experiencia de los usuarios y dotar al sistema de mejores estándares de seguridad.

Con esta regla, los usuarios deben autorizar con su banco el débito automático solicitado desde las billeteras virtuales. Así, esta medida afectará a 4 millones de usuarios de Mercado Pago, que no podrán cargar dinero desde sus cuentas bancarias de forma directa.

 En este sentido, desde la aplicación se afirmó: “Nueve de cada diez personas no logró ingresar dinero a sus cuentas desde la billetera digital, generando inconvenientes en la experiencia al obligar a los usuarios a atravesar múltiples pasos en sus home banking e incluso a acercarse a un cajero automático para poder operar”.

Actualmente, en el sistema monetario argentino se utiliza el Debin (Débito automático, un sistema que creó el BCRA y permite ingresar dinero desde sus cuentas bancarias de manera automática. Según la empresa de Galperín, el Debin es el medio de transferencia más seguro que existe y tiene el índice de fraude más bajo del que se tiene registro en el país.
“Esta medida es un nuevo ataque a la inclusión financiera, va a afectar de forma negativa la experiencia de millones de personas e inducirá al uso del efectivo. Esperamos que se encuentre una solución que no perjudique a los usuarios de Mercado Pago”, finalizó la empresa.