La Secretaría de Energía de la Nación definió a quiénes le quitarán los subsidios en las tarifas de gas y electricidad. La propuesta del Gobierno se tratará la próxima semana en las audiencias públicas previstas, donde también se revisarán los precios de los servicios públicos para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

De acuerdo con el informe técnico publicado en la web oficial de la Secretaría de Energía, se identificará al “10% de mayor capacidad de pago”, a partir de la combinación de información relativa al patrimonio con datos de ingresos disponibles en el Sistema de Identificación Nacional Tributario y Social (SINTyS).

Es así que, se tendrán en cuenta criterios geográficos-espaciales y socioeconómicos para quitar los subsidios de las tarifas de gas y electricidad, tales como:

  • Vivir en zonas geográficas que sean consideradas de alta capacidad de pago, identificadas por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), en base al valor del metro cuadrado. Esto también incluye a los barrios privados.
  • Tener un ingreso que supere el valor de 3,5 Canastas Básicas Totales (CBT) para el caso de un hogar compuesto por cuatro integrantes. Este valor fue de $314.000 el pasado marzo.
  • Tener aviones o embarcaciones de lujo.
  • Tener 3 o más inmuebles registrados.
  • Tener 3 o más vehículos automotores de antigüedad de cinco años o menor.

En relación al umbral de ingresos, la Secretaría de Energía considerará quitarles los subsidios de las tarifas de estos servicios a aquellos que son “lo suficientemente amplios como para no cometer errores de exclusión significativos”.

Por otra parte, en cuanto al resto de los usuarios, según la Secretaría de Energía, el segmento medio recibirá una reducción parcial de los subsidios en las tarifas de gas y electricidad, mientras que los sectores de menores ingresos continuarán con la ayuda del Estado.