Esta madrugada, murió Gustavo Martínez, la expareja del fallecido Ricardo Fort, figura mediática y uno de los herederos de Felfort, la famosa empresa de chocolates. Pese a que la investigación sobre lo sucedido recién está en marcha, César Carozza, abogado y amigo de la víctima, dijo que se trató de un suicidio.

La noticia de la muerte de Martínez, de 62 años, se conoció luego que la Policía de la Ciudad acudiera a un edificio del barrio de Belgrano a raíz de una llamada al 911 que dio aviso de que un hombre había caído del balcón de un piso 21. “Se acaba de tirar un propietario”, fue la contundente frase que dio un custodio de la garita de seguridad del inmueble ubicado en Sucre 1949.

La comunicación con las autoridades policiales fue alrededor de las 4.15 de esta madrugada y tras ello personal de la Comisaría Vecinal 13 A se acercó al lugar, donde luego el SAME constató el deceso del hombre.

De acuerdo a las primeras averiguaciones, uno de los hijos de Fort, Felipe, contó ante los investigadores que hacía días que Martínez se encontraba deprimido porque, decía, tanto él como su hermana melliza Marta “cumplirían la mayoría de edad” en los próximos días. Cuando el empresario mediático falleció en 2013 en un sanatorio privado, fue él, como su pareja, quien quedó a cargo del cuidado de los menores como tutor legal.

Felipe además expresó desconocer si Martínez se encontraba bajo algún tratamiento psicológico o psiquiátrico y recordó que su tutor ya había mencionado en alguna oportunidad que quería arrojarse del balcón. Al momento del hecho, tanto el joven como su hermana estaban en el departamento donde vivían junto a su tutor.

Gustavo Martinez tenia la tutela de Felipe y Marta Fort.

Tras el primer reconocimiento del departamento donde vivía Gustavo con los adolescentes, los pesquisas no observaron signos de violencia ni desorden. En cambio, se detectó que uno de los balcones que da al frente, a la calle Sucre, y que pertenecería a la habitación del hombre “posee la red protectora cortada”.