Cinco hombres golpearon, amenazaron y atropellaron con un cuatriciclo a un joven de 18 años que estaba de vacaciones con su familia en Punta del Este, Uruguay, porque “creyeron que les había robado”, según denunció la familia del agredido.

El joven fue atacado el sábado a la noche por cuatro personas que estaban en la casa contigua y que lo acusaban de haber sido autor de un robo a la vivienda que habían alquilado dos semanas atrás.

Según relató su padre, Pablo Romero García, que es profesor de Filosofía, docente de Ética en la Universidad Claeh y asesor en materia educativa en la Administración Nacional de Educación Pública, al joven le gusta el rap y el trap y viste ropa asociada estéticamente a estos estilos musicales, por lo que es común que use gorro de visera y capucha.

“Por ese estilo, cinco adultos de aproximadamente unos 30 años lo golpearon, amenazaron, intentaron subirlo a la fuerza a un auto y lo atropellaron con un cuatriciclo, pues supusieron que era un ladrón que caminaba por la calle con intenciones de robar”, expresó Romero García, quien además es columnista del medio Agesor.

“Los agresores, quienes intentaron matar a mi hijo, fueron nuestros vecinos”, explicó el padre.

La fiscal Departamental de Maldonado Ana Laura Roses, a cargo de la investigación, llamó a declarar a cuatro de los presuntos agresores y también le tomará declaración al joven, así como analizará las cámaras de la zona, entre otras medidas, confirmaron los diarios El País y El Observador.

Ni bien tomó estado público, el caso originó reacciones políticas, como la del intendente de Canelones, el frenteamplista Yamandú Orsi, quien en su cuenta de Twitter publicó: “Hombres golpearon, amenazaron y atropellaron con un cuatriciclo a su vecino de 18 años en Punta del Este porque ‘lo confundieron con un ladrón’. Apariencia delictiva, justicia por mano propia, o, por decirlo más claro, la ‘seguridad privada’ como opción. Una deriva peligrosa”.