El ministro de Economía, Martín Guzmán, expuso este miércoles en el Museo del Bicentenario ante el Presidente de la Nación Alberto Fernández, ministros y los gobernadores y gobernadoras, el curso de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que apuntan a refinanciar el crédito tomado en 2018 por la gestión de Juntos por el Cambio.

Guzmán inició percibiendo “muy valiosa la presencia de los gobernadores y gobernadoras”, ya que juzgó que el proceso de negociación con el FMI es “de absoluta trascendencia para el presente y el futuro de nuestro país”. En esa línea, agregó que es “importante negociar con absoluta firmeza”, ya que “lo que estamos negociando es la capacidad soberana de llevar adelante nuestro programa de política económica como Estado Nación”.

Sobre el impacto del crédito tomado con el organismo en 2018 en la economía del país, afirmó que se trata del “principal condicionamiento y tensión para poder continuar en la senda de la recuperación”. “Toda deuda condiciona, pero no hay nada que condicione más que la deuda con el FMI”, agregó.

El titular de Economía señaló que “el acuerdo que buscamos alcanzar con el FMI no va a resolver todos los problemas de endeudamiento externo” en moneda extranjera del país. “Es tan grande la magnitud del problema que va a llevar años poder resolverlo”, agregó el Ministro. Con respecto a la evaluación del FMI sobre el programa stand by del 2018, Guzmán resaltó que el FMI reconoció que “no restauró la confianza del mercado, subió el riesgo país, no protegió a los más vulnerables de la sociedad, subió la pobreza y cayó el empleo, no fortaleció el marco para reducir la inflación”.

Por otro lado, Guzmán destacó la “reducción muy fuerte del déficit entre el año 2020 y 2021”, que dio “de una forma virtuosa” ya que se basó en “la recuperación económica y del empleo, que genera más recaudación”. “Se llevó a cabo una política fiscal contracíclica, expansiva, focalizada en el gasto de capital que contribuyó a la recuperación del producto en 10%”, puntualizó.