La variante ómicron de Covid desplazó a la cepa delta como la predominante en la provincia de Buenos Aires. Con más del 60% de los casos, prevalece sobre las restantes mutaciones registradas en el territorio, una situación que solo se constató hasta el momento en otras dos provincias: Córdoba y San Luis.

El dato surge de un informe difundido por el Gobierno local en el que también se observa el aumento exponencial de los contagios y su relación con las internaciones en terapia intensiva, entre otras cifras y estadísticas.

“La semana pasada pasamos a tener 62% de los casos de ómicron y eso va a seguir aumentando. En muy pocos días la variante está reemplazando a la delta. Esto justifica la velocidad de los contagios”, explicó el ministro de Salud de la Provincia, Nicolás Kreplak, en una conferencia de prensa.

A pesar de esta situación y en medio de una temporada de verano con altos números de ocupación, el funcionario aseguró que no se analizan restricciones y ofreció un dato alentador: “En cantidad de fallecidos no estamos aumentando, nos mantenemos en valores parecidos a noviembre y no se observa en una tercera ola en ese sentido”.