El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue hospitalizado de urgencia en la madrugada de este lunes para tratar una posible obstrucción intestinal, informó la prensa brasileña.

Bolsonaro, de 66 años y en el poder desde 2019, fue trasladado al hospital Vila Nova Star, en San Pablo, tras aterrizar procedente de Santa Catarina (sur), donde pasó las vacaciones de fin de año.

“Comencé a sentirme mal después del almuerzo del domingo. Llegué al hospital a las 3h00 de hoy. Me colocaron una sonda nasogástrica. Se harán más exámenes para una posible cirugía de obstrucción interna en la región abdominal”, dijo el mandatario en un tuit junto a una foto que lo muestra con el pulgar levantado.

De acuerdo con un boletín de Hospital Vila Nova Star, el gobernante fue ingresado en la madrugada con un estado de “suboclusión intestinal” pero “está estable y en tratamiento”.

El centro de salud agregó que la situación del presidente será evaluada este mismo lunes por los médicos que lo atienden desde 2018 y que por el momento no hay previsión de alta.

Según el portal de noticias de la UOL, que cita declaraciones de Antônio Luiz Macedo, el cirujano que operó al mandatario cuando fue herido en plena campaña electoral en 2018, el diagnóstico inicial es una nueva obstrucción intestinal.