“Lo encerraron como un perro”  denunció una mujer en Moreno. La madre de la victima denunció que a su hijo de 3 años lo encerraron en una especie de corralito en la cocina de una guardería trucha. Sospechan que al menos ocho menores habrían sufrido este tipo de maltratos.

Un asistente terapéutico que colaboraba en el lugar, filmó un video en el que se ve al menor llorando y asilado en un corralito, lo que permitió a la madre del nene realizar la denuncia.

El lugar, que funcionaba como guardería infantil, estaba habilitado como salón de eventos o espacio de juegos y no como un establecimiento educativo, entre otras irregularidades.

Las autoridades del lugar argumentaron a la familia del nene afectado que encerraron en la jaula al menor para que “no contagie el llanto al resto de los nenes”. La madre denunció también que le habían advertido que si su hijo no se adaptaba, “lo iban a tener que encerrar en la cocina”.