El partido entre la selección Argentina y Brasil,por las eliminatorias Sudamericanas, estaba previsto que se juegue con un aforo del 100% en el estadio Bicentenario de San Juan, pero la FIFA sancionó a la selección Argentina por el mal comportamiento de algunos de sus hinchas en el último encuentro jugado en el Monumental.

Según informaron, el motivo de la sanción, que también incluye una multa económica de 30 mil francos suizos, es en consecuencia del comportamiento de unos pocos de los 35 mil hinchas que asistieron al Monumental en el triunfo 3-0 frente a Uruguay.

De acuerdo con la FIFA, aquella noche del 10 de octubre, se colgaron banderas discriminatorias y se escucharon cantos homofóbicos desde las cuatro tribunas del Monumental. La AFA ya había sido advertida tras el partido con Bolivia y ahora accionaron por todas las agresiones, incluidas las verbales.