Boca cayó 2-0 como visitante ante Vélez por la fecha numero 18 de la Liga Profesional del futbol argentino. Con este resultado el Xeneize quedó a 9 puntos de River, el puntero del campeonato.

El primer tiempo fue muy parejo, con Boca tratando de neutralizar y replegado, mientras que Vélez tenía la posesión de la pelota, pero sin profundidad.

Los últimos 15 minutos de esta etapa, el Xeneize no la pasó nada bien. Primero, Marcelo Weigandt debió salir con el hombro luxado casi a la media hora de partido. Para colmo, en 38´, Federico Mancuello capturó un rebote en un área y definió al ángulo izquierdo del arquero.

El Fortín comenzó dominando en el segundo tiempo, incluso contó con ocasiones para aumentar la diferencia que no concretó. Por el lado de la visita, le cedieron el protagonismo pero no tuvo profundidad, careció de precisión en los pases y no remató al arco.

Cabe destacar, hubo una polémica en la noche de Liniers. Luca Orellano ingresó al área a toda velocidad, pero en el momento de rematar recibió un manotazo de Marcos Rojo, quien tendría que haber sido expulsado. El árbitro no sancionó el penal.

Cuando parecía no haber más emociones, el dueño de casa lo liquidó en el final. A los 44 minutos, luego de la presión y quite en propio campo, la pelota fue para Agustín Mulet, quien tocó para Cristian Tarragona, el delantero definió al palo de Agustín Rossi.

El equipo de Sebastián Battaglia quedó cuarto en la tabla con 30 puntos, a nueve de River, si gana el Millonario sería de doce la diferencia. El próximo sábado a las 20:15hs, recibirán a Gimnasia.