El Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires evalúa clausurar el estadio de River Plate tras el desborde en el aforo durante el superclásico contra Boca el domingo pasado. Esta situación se da tras el regreso del público a los estadios tras la pandemia de coronavirus.

Las autoridades judiciales pidieron imágenes y dentro de 48 horas podría anunciar la decisión. Tras el encuentro hubo detenidos por venta de entradas falsificadas, se realizaron actas a trapitos y contravenciones.

Durante las últimas horas del lunes, la Justicia allanó la cancha del Millonario ya que desde la fiscalía especializada en los eventos masivos de la Ciudad de Buenos Aires calculan que alrededor de 50.000 fanáticos presenciaron el cotejo en Núñez cuando la habilitación de las autoridades nacionales le permitía el ingreso de una cantidad máxima de 36.000 espectadores.