El ex intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre, dialogó con Radio Búnker acerca de las gestiones de la provincia a lo largo de los últimos años y dejó entrever la posibilidad de una candidatura para la gobernación.

El ex funcionario del gobierno de Vidal fue duro con quienes han desempeñado el rol de gobernador de la provincia, incluyendo a su jefa política Vidal: “Sin dudas la provincia viene siendo gobernada por personas que son ajenas a la misma, que no conocen el funcionamiento, que no entienden la importancia de los municipios y que los intendentes son colaboradores en el gobierno de la Provincia. Es común escuchar decir que la provincia es “inviable”, lo inviable es que la sigan gobernando personas que no la conocen”.

Parece que de la Torre se ha despegado, al menos en gran parte, del espacio político que alguna vez lo acogió como funcionario y se reconoce como peronista: “Estoy formado en el peronismo, pero lo que no nos debe nublar la razón es no ver la realidad. Escuchar la realidad tiene que estar por encima de las ideologías, la realidad es una, y después están las distintas herramientas para acomodar esa realidad. Lo que no podemos hacer es negarla. La Argentina de hoy tiene claramente la necesidad de volver al sueño que hizo grande a este país, que fue “mi hijo, el doctor”. Hay que salir del camino vicioso de creer que con planes sociales se saca a la gente de la pobreza. Los programas sociales lo que hacen es permitirle a los políticos dormir tranquilos, pero es mentira; después de 20 años de crecimiento de programas sociales Argentina tiene más pobreza”.

En cuanto a la actual grieta política, el ex funcionario de Juntos por el Cambio manifestó: “aceptar la grieta como un fenómeno estático y permanente me parece que es un fracaso, nosotros tenemos una obligación desde la política que es tratar de unir a los argentinos. La grieta se da primero en los dirigentes políticos, y los dirigentes exasperan con sus peleas y sus griteríos a la sociedad. María Eugenia (Vidal) mencionaba el otro día que la grieta más importante es entre los políticos y la gente. Sí, es verdad, pero esa grieta empieza con los políticos; pareciera que todo es una competencia para ver quién tiene más razón y en realidad la gente lo que está esperando es que le solucionemos el problema”.

También hizo referencia a la gestión actual de Kicillof en la provincia: “Sería injusto calificarla porque la pandemia lo pone en un lugar muy complejo. Sí creo que tiene una mirada equivocada de cómo se gobierna la provincia y sobre esa mirada sí hago la crítica: él cree que se puede gobernar todo desde La Plata, cree en una posición centralista, ningunea la función de los intendentes. Y yo tengo una mirada distinta, creo que hay que poner las herramientas cerca del territorio. La regionalización es crear una institución burocrática más. Es el problema de no creer en los municipios. Hay que descentralizar en los municipios, no en regiones; crear otro estamento del estado es agrandar una burocracia inútil, hay que aprovechar lo que ya está”, culminó de la Torre