Lo manifestó esta mañana la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, que aclaró que las vacunas del calendario son gratuitas y obligatorias, pero “esta es una situación especial”.

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, confirmó esta mañana que ninguna vacuna contra el coronavirus será obligatoria, dijo que “es el momento de dar un paso bien grande, de superar cualquier grieta” y consideró necesario que la población entienda “la estrategia del Estado” en el tema.

“La aplicación de ninguna vacuna contra la Covid va a ser obligatoria. Lo que explicamos es que las vacunas del calendario, por ley, son gratuitas y obligatorias, y que esta vacuna es una situación especial, excepcional”, manifestó Vizzotti en una entrevista concedida a TN.

En ese sentido, la funcionaria del Ministerio de Salud aseguró que la campaña de vacunación “va a tener una envergadura y tiene particularidades muy grandes, igual que la campaña que se hizo antigripal después de la pandemia H1N1 en 2010”.

También indicó que el expediente de la vacuna Sputnik V, de origen ruso, “ya ingresó en Anmat para analizarla y avanzar en los debidos procesos” y adelantó que se realizará “una campaña extraordinaria” donde apostarán a que “se construya confianza”.

La funcionaria remarcó que, “en la decisión de evaluar vacunas, no existe la geopolítica sino que existe la evaluación de la seguridad y la eficacia”. “Será una actividad específica sobre la que apostamos que se construya confianza, y que la población decida voluntariamente y adhiera a la vacunación”, especificó Vizzotti.

En relación a las distintas vacunas que se encuentran avanzadas en las fases de prueba y podrían tener resultados exitosos, indicó que las “ofertas concretas que se están analizando, en esta primera etapa, para iniciar la vacunación lo antes posible son las de Astra-Zéneca, de Pfizer; la de Rusia, de Johnson & Johnson y de China”.

“La complejidad de esta campaña será muy grande, seguramente se deberán aplicar dos dosis. Hay vacunas que se almacenan a diferentes temperaturas; algunas son de dos dosis y otras son monodosis, es un desafío grande que tenemos como país”, evaluó la secretaria de Acceso a la Salud.

Consultada por la comercialización de la vacuna, que fue uno de los cuestionamientos que recibió el Gobierno por el acuerdo con la Federación de Rusia, afirmó que “es habitual que haya un intermediario para la importación” y aclaró que “eso es algo que define el laboratorio productor y no el país”.

En ese sentido, Vizzotti señaló que, “para todas las vacunas de todos los laboratorios y todos los países se está haciendo a nivel mundial una inversión a riesgo antes de terminar la fase 3 por parte de laboratorios y países”. Luego manifestó: “Estemos con calma y analicemos la situación con la mayor serenidad posible; es el momento de dar un paso bien grande, superar cualquier grieta y la población tiene que entender la estrategia del Estado nacional”.