Científicas bonaerenses de la Universidad Tecnológica de La Plata (UTN) desarrollaron un spray que permite repeler y eliminar el coronavirus de distintas superficies, con bajo costo, de larga duración y que tiene una eficacia comprobada en laboratorios certificados por la ANMAT.

Las científicas a cargo del proyecto son Guadalupe Canosa  y Paula Alfieri, quienes crearon este spray que permite, principalmente, eliminar el virus de objetos que suelen ser de uso diario en hospitales o centros de salud y la formulación está pensada para ser utilizada en elementos de protección por parte del personal de salud y reducir los contagios.

El trabajo fue identificado por el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia, a través de su Subsecretaría de Ciencia, será financiado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación en el marco de la pandemia y se denomina “Recubrimiento biocida para elementos de protección para personal sanitario”.

Este spray se basa en nanopartículas que evitan la adherencia del virus en superficies y lo desactivan y se trata de una formulación de base alcohólica que tiene la propiedad de sanitizar. La mezcla de nanopartículas cumplen dos funciones: por un lado, impermeabilizan la superficie ya que las microgotas que se liberan, que podrían contener partículas virales, no se adhieren al material. Por el otro lado, en el caso de que la carga viral sea importante, estas nanopartículas desactivan al virus; lo desestabilizan y logran que no contagie.

Las científicas a cargo del proyecto cuentan que reorientaron sus líneas de investigación con el objetivo de producir una sustancia que pueda ser utilizada por el personal sanitario para proteger materiales y evitar el contagio y afirman que “Los médicos se podrán aplicar el spray y estar protegidos contra el coronavirus por un tiempo prolongado”.

En relación a la duración del producto en las prendas y su costo las investigadoras aludieron que es un material que no lixivia, es decir que no se quita de la superficie donde fue aplicado, que podría durar hasta seis lavados y se producirían hasta mil litros por semana con un bajo precio aunque se recomienda, para evitar riesgos, una aplicación diaria del spray para el personal sanitario y no esparcirlo sobre la piel.

Las investigadoras Guadalupe Canosa  y Paula Alfieri pertenecen al Centro de Investigación y Desarrollo en Ciencias y Tecnología de Materiales (CITEMA) y al Laboratorio de Entrenamiento Multidisciplinario para la Investigación Tecnológica (LEMIT) -ambos centros de I+D de la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC).