Según el testimonio de gente que se movilizó, la cantidad de estafados por Nicolás Montiel, dueño de la concesionaria trucha, ascendería a más de 1500.

Este domingo por la mañana se volvieron a vivir momentos tensos en la casa de la calle Constitución al 700 en Merlo Centro. En esa casa propiedad de la madre de Nicolás Ernesto Montiel, funcionaba una concesionaria trucha que vendía autos a precios económicos y con muchas facilidades. Pero en realidad lo que hacían, según el testimonio de varios damnificados, era pedir adelantos para iniciar supuestos trámites que nunca se llevaban a cabo. También se comprobó que ofrecían los mismos autos a una gran cantidad de personas, a las que se les sacaba un anticipo, pero a la que nunca se le entregaba la unidad.

Esta semana, los damnificados reunidos en diferentes grupos de facebook y whatsapp, llegaron a la conclusión de que hay cada vez más víctimas de estas estafas. El número, que en un principio se creía que era de 50 personas, ascendería a 1500 personas estafadas, lo cual sorprendió a todos.

Como viene sucediendo los últimos fines de semana, las personas estafadas se reunieron frente a la casa de Montiel, en la calle Constitución al 700, y realizaron un escrache acompañados por algunos medios que hacen visible la situación.

La gente se reúne los fines de semana, y por grupos de redes sociales, ya que hay gente que fue estafada en todo el conurbano e inclusive en el interior del país, por lo que a algunos se les dificulta llegar al lugar.

Se desconoce cual es el paradero del titular de la agencia y el principal señalado por la gente como el estafador, Nicolás Montiel. Hay quienes aseguran que se encuentra refugiado en una villa de La Matanza.