Acompañado por el ministro de Educación, Jaime Perczyk, y por directivos y trabajadores de la empresa, el jefe de Estado recorrió las instalaciones de la planta Gráfica Argentina ubicada en la localidad bonaerense de Loma Hermosa, en el noroeste del conurbano, donde se imprime una parte de los ejemplares del programa nacional “Libros para aprender”.

“Necesitamos que nuestros chicos reciban el mejor aprendizaje y lo hagan en la escuela pública. Este tiene que ser el año de la educación. Todo lo que nos postergó la pandemia tenemos que recuperarlo este año y una forma de recuperarlo es que todos los chicos tengan en su primer día de clases los libros que necesitan para poder aprender”, expresó el mandatario durante la actividad.

Fernández señaló la importancia de “revitalizar el hábito de la lectura en los alumnos” y comentó que “a veces los alumnos llegan a la facultad con dificultad para entender los textos”.

“Ahí hay un déficit que debemos mejorar y creo que por esta vía, dándole a cada alumno y alumna de la Argentina el material que tiene que leer, estamos dando un paso en favor de la democratización de la educación”, subrayó.

Fernández también relacionó la iniciativa con la recuperación económica y señaló que en la planta de Loma Hermosa “están en condiciones de hacer 35.000 libros, y hay muchas industrias” que están trabajando para llevar “los libros a alumnos de todo el país”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí