El ministro de Inmigración de Australia, Alex Hawke, finalmente tomó la decisión de cancelar la visa de Novak Djokovic, el mejor tenista del mundo, que puede estar impedido de acceder a ese país por los próximos tres años.

Los abogados del deportista apelaron la medida: en la noche del viernes se desarrolla una audiencia en tal sentido. Los abogados de Hawke acordaron no deportar a Djokovic hasta que finalicen los procedimientos judiciales, que recaerán en la Corte Federal australiana.

Fuentes vinculadas a la causa informaron que Djokovic no sería detenido antes de la nueva cita con funcionarios de inmigración, que será este sábado por la mañana (hora de Australia). Además, los abogados pidieron que se modifique el lugar de la primera audiencia, cuya sede original era la oficina de migraciones, para evitar un “circo mediático”.

El juez Stephen Kelly autorizó a los abogados del tenista y a los representantes legales del ministro de Migraciones australiano, Alex Hawke, a consensuar un lugar en el que puedan realizarse las audiencias de su caso, previstas para este sábado y este domingo. Eventualmente, esa misma locación servirá como lugar de detención del número 1 del ránking mundial, que estará presente mientras se resuelve su caso. A continuación, el juez Kelly dio por terminada la audiencia de este viernes y todo quedó para el fin de semana. La participación de Djokovic en el Abierto de Australia sigue en el limbo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí