esde este lunes y hasta el fin de semana, una ola de calor extremo azotará al centro de la Argentina y el norte de la Patagonia, con temperaturas superiores a los 40 grados centígrados en algunas regiones como la provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, entre otras. En la Capital Federal, el viernes podría alcanzar los 40 grados el viernes.

No sólo los seres humanos sufren las altas temperaturas. Estas también afectan a los dispositivos de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Si a estas elevadas marcas térmicas se le suman cambios en la tensión eléctrica y cortes de energía, motivados por el aumento en el consumo, el cuadro se vuelve muy preocupante también para las PC y otros equipos electrónicos, como faxes, módems y teléfonos móviles. Estos dispositivos son los que quedan más expuestos a sufrir algún tipo de sobrecalentamiento y envejecimiento acelerado.

Consejos para prevenir problemas

En este escenario, desde las empresas que proveen sistemas de alimentación ininterrumpida de energía recomiendan tomar en cuenta, durante esta época, los siguientes consejos:

  • Mantener las computadoras y equipos electrónicos sensibles a una temperatura media de entre los 20 y 25°. Si el ambiente supera los 30º, aumentan los riesgos de colapso del sistema. Si no se puede airear la habitación, los días de 40 grados conviene directamente apagarlos o usarlos lo menos posible. Si la máquina está bien configurada, se apagará sola en cuanto ingrese a la zona de peligro. Si no, puede interrumpir su actividad al cometer un error. Incluso, alguno de sus componentes podría quemarse.
  • Guardar en forma periódica los archivos que se estén utilizando, así en caso de apagón o de caída de tensión, la computadora se reiniciará, pero no perderá toda la información con la que se está trabajando. Por ejemplo, configurar la herramienta de auto recuperación cada uno a cinco minutos, y no cada 10 minutos, como viene de fábrica.
  • Efectuar la secuencia correcta de salida de los programas y el apagado para preservar los datos y el sistema operativo.
  • Hacer copias de seguridad de la información importante que se almacena en el equipo.
  • No conectar la PC o sus componentes directamente al tomacorriente. Una UPS permitirá mantener el equipo funcionando si se suspende la corriente eléctrica.
  • El módem es tan vulnerable a las descargas eléctricas como la PC. Se lo puede proteger por separado o, en muchos casos, la misma UPS dispone de entradas especialmente diseñadas para resguardarlos.
  • Si no se cuenta con aire acondicionado, hay que evitar tareas muy exigentes para el hardware como los juegos 3D hasta que la temperatura en el ambiente baje a niveles normales. En cambio, se puede escribir, usar el e-mail, navegar por la web o trabajar con planillas de cálculo.

Computadoras portátiles

En cuanto a las computadoras portátiles, uno de los factores a prevenir son las baterías, la principal fuente de calor de una notebook. Las baterías están hechas comúnmente de Litio-Ion (Li-Ion). Es perjudicial para la computadora portátil permanecer enchufada a la corriente eléctrica debido a dos factores letales: calor y estrés.

El calor actúa disminuyendo la resistencia de la batería, por lo que su capacidad para retener electricidad será cada vez menor. De hecho, las de Litio-Ion nunca debieran trabajar a temperaturas sobre 60ºC (rango que se aproxima a los 40ºC a 50ºC de algunos notebooks).

Para evitar este daño, si se ocupa la notebook como reemplazo de un equipo de escritorio, lo más aconsejable es retirar la batería. Pero, como al quitarla queda abierto su compartimiento, no se recomienda esto si la habitación donde trabaja o se encuentra el usuario está demasiado expuesta a la humedad o el polvo.

Otras precauciones

Se puede limpiar el interior del gabinete de la computadora. Hay que abrirlo y usar un aire comprimido, un pincel de cerdas finas, una felpa o gamuza, siempre y cuando estén secos. El polvo y la pelusa suelen taponar los ventiladores y puede traer problemas en los circuitos.

¿Cómo se puede verificar esto? Si se escucha un ruido dentro del gabinete, suele significar que los ventiladores no están trabajando como corresponde.

También se puede instalar un ventilador extra o cambiar el “cooler” (el ventilador y la pieza de aluminio que enfrían la unidad de procesamiento). Otros síntomas son el apagado de la PC, orden humana mediante o autoencendido automático. Una opción para evitar el recalentamiento es sacar uno de los paneles laterales del gabinete para que circule más aire.

Éste debe instalarse en algún lugar de la habitación donde circule en forma continua. Para evitar recalentamientos, el aire frío debe entrar por debajo del equipo, y distribuirse hacia la parte superior. Así, saldrá como aire cálido por la parte superior y trasera de dicho gabinete.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí