Tras anunciar que jugaría el Abierto de Australia gracias a una exención médica que le permitiría evitar el requisito de estar vacunado obligatoriamente contra el Covid-19 (mientras que a deportistas vacunados con Sputnik V no les permiten participar del torneo), Novak Djokovic recibió una fuerte advertencia del Gobierno australiano, ante la polémica mundial que ocasionó la noticia.

Scott Morrison, el primer ministro de Australia, declaró: «Esperamos su presentación y las pruebas que nos brinde para respaldar eso», y agregó también que «Si esa evidencia es insuficiente, entonces no será tratado de manera diferente a nadie más y se lo enviará de regreso a casa en el próximo avión. No debería haber reglas especiales para Novak Djokovic en absoluto. Ninguna en absoluto».

Una de las principales polémicas que surgió a partir de la exención de Djokovic es el hecho de que se le ha negado la participación en el Abierto a la tenista rusa Natalia Vikhlyantseva por haber completado su esquema de vacunación con Sputnik V, vacuna que no está aprobada por el momento por la TGA Australiana. (Therapeutic Good Administration).

Por otra parte al tenista indio Aman Dahiya se le denegó la exención, por lo que no podrá participar del torneo juvenil. Dahiya aún no pudo vacunarse porque en India no comenzó todavía la vacunación para menores de 18 años.

Con respecto a estas controversias, la ministra del Interior Karen Andrews aclaró que «Si bien el Gobierno (regional) de Victoria y Tenis Australia pueden permitir que un jugador no vacunado compita en el Abierto de Australia, es el Gobierno de Australia el que hará cumplir nuestros requisitos en la frontera australiana. Cualquier persona que quiera entrar a Australia debe cumplir con nuestros estrictos requerimientos fronterizos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí