El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dejó este miércoles la clínica donde fue internado de urgencia el lunes por una obstrucción intestinal, luego de que su equipo médico decidiera que no necesitaba una operación y le diera el alta.

“Alta ahora, gracias a todos”, anunció Bolsonaro en sus redes sociales mostrando una foto en la cama de los pacientes rodeado de sus médicos, dentro del Hospital Vila Nova Star, de la ciudad de San Pablo.

El anuncio fue realizado por el propio mandatario, vestido con la camiseta del club del ascenso Juventus, de San Pablo, antes que la clínica emitiera el parte médico oficial.

Bolsonaro, de 66 años, fue sometido a cuatro cirugías derivadas del apuñalamiento abdominal que sufrió durante un evento de campaña de 2018. Desde entonces es atendido por el Dr. Antonio Luiz Macedo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí