En la primera parte, el juego se tornó cortado por las reiteradas faltas y con poco juego. Boca sólo se aproximó al arco rival en los últimos 15 minutos, aunque sin tanto peligro. Por su parte, Talleres tuvo las situaciones más claras con Diego Valoyes, su remate casi se le escapa a Agustín Rossi, y Rafael Pérez, a quien le ahogó el grito de gol Luis Advíncula.

La etapa complementaria fue un calco del primer tiempo. El equipo de Sebastián Battaglia, Luis Vázquez no llegó a conectar un centro. En el conjunto cordobés, Héctor Fértoli tampoco culminó de la mejor manera un envío al área.

Cabe destacar, en esta etapa el elenco azul y oro se quedó con un jugador menos por la expulsión de Juan Ramírez, luego de una dura infracción sobre Nahuel Tenaglia.

A falta de cinco minutos, el conjunto de la Ribera pudo haber definido el partido con una jugada individual de Sebastián Villa, quien remató débil a las manos de Guido Herrera.

En la serie de penales, Rossi contuvo el de Fértoli. Luego, Mateo Retegui, Juan Méndez, Enzo Díaz y Michael Santos, convirtieron para la T. En el Xeneize, anotaron Marcos Rojo, Carlos Izquierdoz, Cristian Pavón y Agustín Sandez. El encargado de marcar el del título fue Eduardo Salvio, quien volvió hace unas semanas de una grave lesión.

Boca es campeón de la Copa Argentina después de cuatro años y alza el trofeo por cuarta vez, se quedó con las ediciones de 1969, 2012 y 2015. Primera conquista para Sebastián Battaglia como entrenador. El club suma su estrella número 71.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí