Las elecciones en Chile disputaron por primera vez en etapa posdictadura; la presidencia dos opciones ideológicas antagónicas -la ultraderecha y la izquierda-, poniendo fin a 30 años de convivencia entre los dos grandes bloques de centroizquierda y centroderecha.

El pinochetista José Antonio Kast se alzó finalmente con el triunfo, aunque por un margen bastante menor al que anticipaban los sondeos, con 28% de los votos, pero deberá enfrentar en segunda vuelta al diputado Gabriel Boric, de 35 años, un emergente de las luchas estudiantiles y del estallido social de 2019, que quedó alrededor de dos puntos porcentuales abajo.

La contundencia de los resultados confirmó la sensación de “fin de ciclo” de los dos grandes bloques posdictadura que habían anticipado diversos analistas, pero los casi 30 puntos logrados por Kast permiten inferir que, en todo caso, ese cierre no alcanza al ideario del propio Augusto Pinochet, creador de recetas económicas aún vigentes y cuya Constitución Nacional recién este año comenzó a ser revisada por una Constituyente, producto de las revueltas sociales.

Kast mostró que entiende la relación de fuerzas y en sus primeras palabras como ganador fijó los alcances del balotaje en una puja entre “democracia y libertad contra comunismo”, intentando una polarización en la que su propuesta quiere presentarse como la mejor.

Por el contrario, Boric salió al ruedo con un discurso de triunfo, afirmando que su cruzada será garantizar que la esperanza le gane al miedo.

“Yo no voy a hacer este discurso hablando contra el otro candidato, no es mi estilo, nosotros seremos los voceros de la esperanza, del diálogo, de la unidad y nuestra cruzada será que la esperanza le gane al miedo”, afirmó durante su discurso de triunfo en la sede de su comando.

Muchos jóvenes, que votaban por primera vez a presidente, llegaron a los locales ansiosos por ejercer su deber cívico, algo que no se había visto en anteriores elecciones.

“Queremos elegir a quien nos gobierne”; “importa mucho quién sea el nuevo presidente”, fueron las algunas de las frases de los jóvenes en las filas de votación en la comuna capitalina de La Reina.

También muchos adultos mayores llegaron a emitir su sufragio y tenían filas preferenciales para no tener que esperar tanto tiempo.

También aspiraron a la Presidencia Provoste, de Nuevo Pacto Social, el oficialista y exministro Sebastián Sichel y el varias veces candidato y miembro del Grupo de Puebla Marco Enríquez-Ominami.

Finalmente, con diferencia de menos de 2 puntos, el ultraderechista José Antonio Kast, quien logró el 27,9% de los votos con más del 98% de las mesas escrutadas, se disputará La Moneda en el balotaje del 19 de diciembre con el diputado de izquierda Gabriel Boric, que aglutinó el 25,7%.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí