El domingo 14 de noviembre se llevarán a cabo las elecciones generales legislativas. Entre protocolos por la pandemia y demás, Alex Goldman, vocero de CAIDIS (Consejo Argentino para la Inclusión de las personas con Discapacidad), respondió a las preguntas sobre cómo ejercerán su derecho de votar las personas con discapacidad.

“Hoy seguimos debatiendo sobre las barreras que obstaculizan el acceso a las personas con discapacidad a ejercer sus derechos. Hoy, el tema electoral nos interpela con los derechos a la participación política. Para nosotros, es central poder pensar, reflexionar, cómo las personas con discapacidad pueden incidir con su opinión y voz en temas centrales, en su vida”, señaló en diálogo con Radio Búnker 94.9, en el “Tanker de Búnker”.

Goldman, sostuvo que hay barreras para este colectivo al momento de ir a votar: “Pese al amplio conocimiento legal que hay por medio de la Constitución y la Convención Internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad, en diversos tratados, igual siguen siendo frecuente estas barreras. Las encontramos por todos lados, en realidad tiene que ver cuando se fueron construyendo estas enormes ciudades, no se pensaron con criterio universal. Se hizo una escuela, pero no se pensó en rampas, segundos pisos o ascensores. El Estado, en general, tiene previsto poder superarlas. En todos los cuartos oscuros del país, tiene que haber un aula accesible. Tiene que estar cerca de la entrada, con rampas. En caso de que pueden acercarse, pueden pedirle al presidente de mesa que baje la urna”.

Sobre la discapacidad intelectual, agregó: “Eso se llama voto asistido. Cuando llega a la escuela, con su documente y siendo mayor de 16 años, una vez que se verifica en el padrón, tienen que pedir hacer uso del voto asistido. El asistente puede ser una persona de confianza, que sea mayor de edad y tenga DNI; también un familiar o una persona que él deposite su confianza. Y si no hay nadie, puede ser el presidente de mesa. También puede ser para las personas con discapacidad motriz o visual”.

“Es diverso, hay personas muy informadas y otras no tanto. El Estado ha intentado garantizar la accesibilidad, pero siempre hay barreras que impiden concretar el voto”, insistió. En ese caso hay teléfonos, o uno puede dirigirse al Delegado de la Justicia Electoral o al Comando General Electoral para que resuelva la situación”, añadió.

Por otra parte, avisó que pueden asistir con su perro guía: “Si, una persona con discapacidad visual puede asistir con su perro guía, la ley 26.858 da acceso a este derecho. Esto no abre la posibilidad a cualquier persona vaya con su perro”.

“También puede asistir toda persona con discapacidad que viva en un establecimiento de salud mental, de forma permanente. Lo único que tienen que hacer es informarse y solicitar”, afirmó.

“Normalmente, la persona que pase por esta situación, cuenta con algunos establecimientos que abren su propio cuarto oscuro. En caso de tener la necesidad de salir, según su domicilio, lo pueden asistir su familia o gente de confianza. La única situación, es que no debe tener una sentencia de incapacidad”, explicó sobre la logística.

Con respecto a la participación política: “Yo creo que estamos mejor que en años anteriores, se dan pasos pequeños, pero se van dando. Lo cierto que es un colectivo que está muy poco representado. Consideramos que es necesario que haya más participación, un candidato que planteen temas centrales. A veces parece sencillo, pero no es sencillo ponerse en el lugar de una persona con discapacidad. Nosotros promovemos que tenga participación política, no tienen ninguna restricción. A partir de la convención en Argentina, empezamos a dar pasos adelante, pero falta más”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí