La Argentina se encuentra entre los dos países con mayor cantidad de delitos de ciberacoso infantil en toda América Latina. Eso se desprende de un completo informe de la UNESCO sobre el bullying, grooming y maltrato escolar vía cibernética a lo largo del último año.

El Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos (CIPDH) de dicha organización publicó en las últimas horas los resultados de una investigación en el marco del “Día Internacional contra la violencia y el acoso en la escuela, incluido el ciberacoso”, que se celebra el primer jueves de noviembre de cada año.

El informe analizó la incidencia del ciberbullying en toda la región y se enfocó en cómo afecta ese problema en especial a las poblaciones de niños y adolescentes de América Latina.

El trabajo se celebró entre el 1º de septiembre y el 1º de octubre e incluyó estadísticas proveídas por el Ministerio de Justicia de la Nación sobre delitos informáticos en el país y se entrecruzaron datos con organismos internacionales de lucha contra el acoso virtual.

Uno de los factores más complicados es la perduración de los actos violentos contra los niños y adolescentes. De acuerdo al relevamiento, el 90 por ciento de las víctimas advirtieron que el acoso se da de forma cotidiana y que el hostigamiento se perpetúa casi siempre durante meses. Además, más de la mitad de los hechos, el 60 por ciento, no son denunciados en forma y tiempo por vergüenza o la falta de información.

La pandemia y los procesos de confinamiento de las cuarentenas en todo el mundo incidieron negativamente en las estadísticas del ciberacoso.

Además, se realizó una encuesta telefónica en un total de 2654 casos tomados sobre familias con hijos de entre 5 y 15 años, junto con docentes de nivel primario y secundario.

De tal manera, las cifras arrojaron que la Argentina ocupó el segundo lugar entre los países de América Latina más afectados por el ciberacoso infantil durante el último año, sólo por detrás de México. El informe reveló que el 80 por ciento de las víctimas de bullying virtual infantil son niñas, a diferencia de lo que ocurre con el bullying presencial, en el que el 60 por ciento de los casos representa a víctimas varones.

La lista siguió con Honduras, en tercer lugar, Costa Rica y Chile, mientras que Brasil ocupó el sexto puesto, Perú el séptimo y Uruguay el octavo.

Durante los últimos 18 meses, en la Argentina se incrementaron los casos de ciberacoso infantil en un 50 por ciento. Hacia fines de 2019, uno de cada cuatro casos de acoso escolar o bullying se manifestaba a través de las plataformas digitales. Sin embargo, actualmente, son dos de cada cuatro los casos que suceden en las redes o servicios de mensajería.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí