Un empleado judicial mató a balazos, en un tiroteo, a uno de los delincuentes que pretendieron robarle una camioneta mientras ingresaba a su vivienda. Los otros malvivientes consiguieron escapar y son intensamente buscados por la policía.

La víctima se encontraba en la puerta de su domicilio cuando fue abordado por, al menos, seis ladrones armados que quisieron robarle su camioneta Nissan Frontier.

El damnificado resistió el asalto, desenfundó un arma de fuego calibre 9 milímetros y mantuvo un enfrentamiento con los asaltantes. Uno de los delincuentes murió y el resto escapó. Por su parte, la víctima resultó ilesa.

Hasta ahora el delincuente que perdiò la vida no fue identificado. En la causa, interviene el doctor Marcos Borghi de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática de Homicidios del Departamento Judicial de La Matanza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí