La exgobernadora estableció su postura frente a la regulación de la tenencia de cannabis para uso personal y expresó que «una cosa es fumarte un porro en Palermo y otra es vivir en la 1-11-14 rodeado de narcos y que te ofrezcan».

En relación a eso, el Presidente Alberto Fernández había abierto el debate hace algunas semanas atrás, pidiendo “terminar con la hipocresía”.

En ese sentido, la precandidata a diputada nacional hizo hincapié en que está “a favor de la libertad y de que cada uno puede decidir qué hacer”, pero que, al mismo tiempo, “hay dos realidades muy distintas” ya que “una cosa es fumarte un porro en Palermo un sábado a la noche con amigos, relajado, o con tu pareja, o solo, y otra cosa es vivir en la 21-24, en Zabaleta, en la 1-11-14, rodeado de narcos y que te ofrezcan un porro, sin oportunidades, sin ir a la escuela o habiéndola dejado”

 Vidal sostuvo que, luego de “caminar por los barrios” durante 15 años y mantener conversaciones con las madres de los adictos al paco, adoptó esa postura acerca de la legalización de la marihuana y enfatizó: “No me lo cuenta nadie, vi esas realidades, y me parece que no estamos, por esos pibes, listos para eso”.

En esa misma línea, concluyó “para esos pibes la marihuana no es un consumo ocasional y de recreo, plenamente elegido, sino que es parte del inicio de un camino mucho más jodido y más duro, donde tienen muchas menos oportunidades de elegir”.

Frente a los dichos, Axel Kicillof, actual gobernador bonaerense, apuntó contra María Eugenia Vidal y expresó que “es un pensamiento tremendamente discriminador”. En ese sentido, concluyó: “Lo que ocurre en la provincia es algo que no llega a comprender”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí