La justicia le ordenó a Karina Moyano, la hija del jefe de Camioneros, que devuelva US$434 mil y $600 mil en una causa por lavado de dinero, en la que le habían secuestrado esos fondos en un allanamiento en su casa. Luego ordenaron que le devolvieran esa plata, pero esa medida fue anulada. Además, tendrá que justificar el origen de los recursos.

La última medida, la dispuso el juez federal subrogante de Lomas de Zamora, Luis Armella. Fue después de que su par, Juan Pablo Augé, dejará sin efecto la devolución de los fondos a la hija del sindicalista, y que la Cámara Federal de la Plata confirmará la invalidación del reintegro.

La causa se abrió en 2018 en el juzgado federal de Lomas de Zamora, en una causa por presunto lavado de activos vinculado al narcotráficoEn ese momento el juez Villena, que estaba al frente de ese tribunal, decidió allanar un domicilio que resultó que era de la hija de Moyano y en el que se secuestraron los fondos.

El expediente, luego pasó a quedar delegado en la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR) a cargo de Diego Iglesias. Durante la feria judicial de enero, Villena no sólo quedó al frente de su juzgado, el 1, sino que asumió la subrogancia del 2 en reemplazo de Augé.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí