El astro mundial dejó la clínica de Olivos tras someterse a la operación. Seguirá su rehabilitación desde su casa en Nordelta.

La noticia que el mundo esperaba: Diego Armando Maradona recibió el alta médica, a una semana de haber sido operado, se fue de la Clínica Olivos para continuar con su rehabilitación de manera ambulatoria. Maradona había sido operado el martes 3 de noviembre por un hematoma subdural en su cabeza. La intervención fue exitosa, pero Diego continuó internado en observación por la complejidad del cuadro.

Según fueron comunicando los médicos que lo atendieron, la evolución del Diez siempre fue favorable. Así, sobre todo porque Maradona insistía con sus ganas de irse, el astro mundial continuará con su rehabilitación de manera ambulatoria y en un domicilio en el barrio Villanueva, cercano al complejo Nordelta.

Allí, el ídolo recibirá la atención de los médicos como hasta ahora, pero con la comodidad y tranquilidad de estar en una casa y no en una habitación de hospital. El problema, ahora, será ver de qué manera puede continuar con su trabajo como entrenador de Gimnasia, algo que está repleto de dudas luego de que el presidente del club platense, Gabriel Pellegrino, presente su renuncia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí