El granate pasó de ronda pese a perder en el estadio Morumbí ante Sao Paulo. La serie ante los brasileños terminó 6-6 y Lanús pasó por sus tres goles de visitante.

Lanús perdió 4-3 ante San Pablo en el Morumbí en un partido con un final para el infarto y se metió a los octavos de final de la Copa Sudamericana por el 3-2 obtenido en la ida en La Fortaleza.

El Granate se adaptó rápido en el partido y comenzó ganando gracias a un bombazo de Pepo De La Vega que se metió en el ángulo izquierdo, imposible para el arquero Tiago Volpi. Minutos más tarde, Dani Alves estableció el empate parcial, de cabeza, que le daba vida al equipo Paulista. Sin embargo, el lateral izquierdo Brian Aguirre, apareció por el segundo palo en soledad y le dio nuevamente la ventaja a la visita por 2-1, con la que se fueron al descanso.

En el complemento, San Pablo no logró meterse rápido pero llegó a la igualdad a través de Pablo con un remate cruzado pasado el cuarto de hora de juego. Quedaban pocos minutos y el Granate parecía que tenía todo controlado, pero a falta de tres minutos, tras un centro desde la izquierda, Nicolás Thaller quiso despejar la pelota, pero la terminó metiendo en su propio arco. Con ese resultado, se iban a los penales, pero el local no se conformó y fue por más. Con el tiempo cumplido, Gabriel Sara apareció atrás de todos en soledad y marcó el 4-2 que clasificaba al poderoso brasileño. Sin embargo, Lanús no bajó los brazos y apareció Nicolás Orsini en el minuto 45 del segundo tiempo, que quedó sólo en el punto del penal y definió para conseguir la épica.

Fue final 4-3 para el San Pablo, pero con el global 6-6 y por los tres goles de visitante, Lanús avanzó a los octavos de final de la Copa Sudamericana. En esa instancia se enfrentará a Bolívar de Bolivia que eliminó a Audax Italiano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí