Franco Leandro Pini accedía a la base de datos de Migraciones, y recopilaba información que al tiempo aparecía en poder de Marcelo D’Alessio y su asociación ilícita.

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, procesó hoy -sin prisión preventiva- a un prefecto acusado de acceder a datos migratorios de funcionarios públicos, entre ellos Carlos Rosenkrantz y Verónica Magario. Aún no pudo comprobar que tuviera un vínculo con D’Alessio.

Se trata de Franco Leandro Pini, el prefecto que “al menos desde 2016 hasta fines del 2018, recopiló y distribuyó información personal y sensible referida a los movimientos migratorios de funcionarios públicos, personas vinculadas a ellos y de algunas de las víctimas/objetivos de la asociación ilícita investigada, que se nutrió de esa información para producir sus informes y llevar a cabo diversas operaciones ilegales”.

Según advirtió Ramos Padilla en el fallo, entre las víctimas estuvieron “funcionarios públicos conocidos y de altísima jerarquía, como el presidente de la Corte Suprema, el extitular de la Aduana o la vicegobernadora de Buenos Aires y por entonces intendenta de la Matanza (Verónica Magario) y no existía sobre ellos ninguna investigación judicial o autorización administrativa que le permitiera llevar adelante una investigación a su respecto”.

Incluso señaló que, previo a su incorporación a la Corte Suprema, la asociación ilícita liderada por D’Alessio se interesó en los movimientos de Rosenkrantz: el 25 de julio de 2016, utilizando distintos criterios de búsqueda, Pini accedió cuatro veces a la base de datos de Migraciones para investigar sobre sus entradas y salidas de la Argentina.

De ese modo, Franco Leando Pini fue embargado por un millón de pesos y quedó procesado por “realización de acciones de inteligencia prohibidas” y “abuso de autoridad de funcionario público”. Ramos Padilla no lo procesó por “asociación ilícita” porque no lo consideró parte activa de la organización de D’Alessio y tampoco probó que tuvieran relación.

“Lo que sí se pudo demostrar es que el prefecto Pini, abusando de sus funciones, obtenía información de acceso restringido, y que en un corto período de tiempo esa información aparecía en poder de la organización”, apuntó Ramos Padilla en el fallo.

Por esta causa ya se encuentra detenido el falso abogado Marcelo D’Alessio. Al mismo tiempo, están procesados los fiscales, Carlos Stornelli y Juan Bidone, y el periodista Daniel Santoro.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí